General

Sanitarios suspendidos: Ventajas e inconvenientes

Desde hace tiempo los sanitarios suspendidos están de moda. Si estás pensando en renovar tu cuarto de baño, merece la pena que valores la posibilidad de hacer el
cambio. Aquí te contamos las ventajas y desventajas.

 

Ventajas

Los sanitarios suspendidos optimizan el espacio Esta es una de las mayores ventajas de los sanitarios suspendidos. Los inodoros llevan la cisterna empotrada, lo que permite ahorrar mucho espacio. Sobre todo si el baño es pequeño.

Estética
Es cierto que hoy en día es fácil encontrar diseños de sanitarios tradicionales muy modernos. Sin embargo, las líneas de los suspendidos son más limpias y elegantes,
además de atemporales. Por eso, a nivel estético, este tipo e sanitarios siempre resultan muy atractivos.

Más cómodos
A diferencia de un sanitario convencional, los suspendidos se pueden regular en altura. Esto significa una mayor comodidad para el usuario.

Limpieza más sencilla
En cuanto a la limpieza de dicha pieza suspendida, es mucho más práctica de realizarla debido a que su colocación permite limpiarlo por casi toda la superficie, sin dejar o dejando lo mínimo por limpiar.

Ahorro
Al tratarse de diseños modernos, suelen llevar mecanismos de ahorro de agua y sistemas de doble descarga, algo importante para reducir la factura y para cuidar el medio ambiente.

Silenciosos
También cabe mencionar una ventaja añadida de este tipo de cisternas: son mucho más silenciosas que las tradicionales.

 

 

Inconvenientes

Suelen ser algo más caros y que es necesario modificar la instalación de fontanería y hacer una pequeña obra para adaptarlos. El último inconveniente está relacionado con la avería.

Es posible que la cisterna pudiera averiarse, con lo cual el coste de dicha avería de sanitario, se vería incrementado por tener que abrir el tabique para solucionar el problema de la cisterna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *