General

¿Muebles de baño suspendidos? Pros y contras

Ventajas y desventajas de los muebles de baño suspendidos

Últimamente, los muebles suspendidos han tomado mucha importancia tanto en los baños como en las cocinas de las casas. También se están empezando a incluir en los salones. Aunque vamos a centrarnos sobre todo en los muebles de baño. A la hora decorar nuestro baño tenemos que considerar varios factores. Si lo queremos más rústico o más moderno, si necesitamos mayor capacidad de almacenaje, si es para los niños. A continuación, se expondrán algunas ventajas e inconvenientes de los muebles suspendidos que ayudarán en su decisión.

 

Ventajas

Los muebles de baño suspendidos presentan las siguientes ventajas:

Baños pequeños

Este tipo de muebles son ideales para baños pequeños, ya que dan mayor sensación de amplitud. Esto es porque dan la sensación de flotar en el aire. De este modo, presentan un menor impacto visual si se comparan con los muebles con patas.

Mayor limpieza

Al estar suspendidos, se pueden limpiar fácilmente por todos lados. Esto es una gran ventaja comparados con los muebles con patas. Estos últimos, la mayoría de las veces, tienen zonas inaccesibles, sobre todo por debajo, en la que se acumula gran cantidad de polvo.

Mayor comodidad

Los muebles suspendidos tienen la cualidad de que no hay una altura preestablecida. Esto quiere decir, que lo podemos colgarlos a la altura que más de adapte a nosotros. ¿No ha pasado que siempre hay algo que no sabemos que teníamos o dónde, básicamente porque no lo veíamos? Contando con esto, tenemos un mayor conocimiento de los objetos que tenemos dentro del mueble al tener una mayor visión de todo.

Aprovechamiento del espacio

Los muebles que tienen patas restan espacio que puede resultar provechoso. Con los mueble suspendidos se pueden colocar otros objetos debajo de él aprovechando el espacio, como el cesto de la ropa sucia.

 

Inconvenientes

A continuación, se exponen los inconvenientes para tener en cuenta a la hora de escoger un mueble suspendido:

Paredes

Antes de decantarse por utilizar un mueble suspendido hay que estudiar la estructura de la pared donde se desea colgar. Existen dos tipos de paredes: las de ladrillo y las de cartón yeso, comúnmente conocidas como pladur. En las primeras no habría ningún problema, mientras que en las segundas habría que estudiar su resistencia. También, si la pared tiene azulejos, hay que comprobar que estén bien colocados para evitar desprendimientos.

Capacidad

Los muebles de baño colgados tienen mejor capacidad que los que tienen patas porque no pueden albergar tanto peso.

Niños

No se recomienda colocar este tipo de muebles en un baño destinado para los niños. Esto es así, porque los niños se podrían colgar de él haciendo que se venza y causando un accidente.

Hay otra característica a tener en cuenta en caso de que nos decidamos por algo más estético en vez de funcional. Si queremos tener un baño con un estilo más rústico, lo más recomendable es utilizar muebles con patas. En cambio, si le queremos dar un toque más moderno a nuestro baño, deberíamos decantarnos por los muebles suspendidos.